Protestan en Mexicali maestros “liberados” para exigir jubilación

maestros ok*Son 3 mil 100 trabajadores que representa el pago de mil 500 mdp tan solo de finiquito

Antonio Heras
Mexicali

Maestros “liberados” protestaron en el monumento a Benito Juárez de Mexicali por el retraso del gobierno de Baja California en el pago de su finiquito y su jubilación.

Un grupo de 50 profesores y trabajadores de apoyo a la educación exigieron que concluya sus procedimientos para que puedan jubilarse ya que tienen con más de 30 años de cotizar con el ISSSTECALI, organismo de seguridad social, y aportar sus cuotas quincenales al Fondo de Pensiones.

Loa manifestantes pertenecen al Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación, una organización nacida en 2006 como una escisión del SNTE.

Diez años después, los agremiados en ambos sindicatos unieron sus causas ya que el gobierno panista de Francisco Vega mantiene a 3 mil 100 trabajadores en calidad de “liberados” para que proceda su jubilación una vez que cuente con recursos para pagar su finiquito y pasar la nómina al ISSSTECALI.

Existen registros que en este tiempo han muerto maestros “liberados” sin haber recibido el pago de prestaciones por ley o que han requerido dinero para afrontar enfermedades o urgencias personales pero que sólo cuentan con su salario quincenal, al ir le siguen descontando el fondo de pensiones.

En 2015, la administración estatal reconoció a este grupo de profesores el tiempo laborado que se requiere para su jubilación y los enlisto para proceder a su jubilación, previo el pago de un finiquito al que son beneficiarios por ley.

Tan solo el finiquito de estos trabajadores de la educación a pagar por el gobierno de Baja California asciende a mil 500 millones de pesos, según la dirigente de la Sección 37 del SNTE, María Luisa Gutiérrez Santoyo.

Aun así, el gobierno panista se encuentra imposibilitado financieramente porque tiene una deuda histórica de más de 3 mil millones de pesos con el ISSSTECALI por el incumplimiento de entrega de cuotas quincenales de trabajadores del fondo de pensiones y de las aportaciones como patrón del magisterio y de la burocracia.

La reforma educativa local de diciembre de 2014, que contó con el apoyo de todos los partidos políticos en la entidad, a excepción de PRD, y del propio SNTE elimino la jubilación dinámica en el magisterio y fijó dos condiciones imprescindibles para la jubilación: al menos 30 años de cotización y 65 años de vida.

Los maestros “liberados” reciben sus salarios como si estuvieran frente a grupo o en actividades docentes, mientras que sus plazas son ocupadas por profesores “interinos” a los que les adeuda el gobierno estatal más de 200 millones de pesos.

Padres de familia y profesores se han manifestado desde principio del ciclo escolar por este incumplimiento de pago y desde febrero mantienen cerradas sus puertas alrededor de un centenar de planteles de educación básica, la mayoría de Tijuana.

La dirigente magisterial Gutiérrez Santoyo advirtió que estos planteles, 40 de ellos ubicados en Mexicali, están obligados a reponer clases para cumplir con el calendario escolar.

El gobierno de Vega de Lamadrid anunció que en junio quedara concluido el adeudo con los maestros, debido a un plan de pagos acordado con el SNTE en diciembre de 2015.

Además, Mario Herrera, secretario de Educación y Bienestar Social, dio a conocer un plan de reordenamiento de recursos del Sistema Educativo Estatal para eliminar a 2 mil 600 maestros en educación básica considerados “excedentes”.

La medida se centra en la compactación de grupos para tener entre 25 y hasta 40 alumnos en las aulas, según Herrera.

Sin embargo, el documento Reasignación de Recursos del SEE señala que los grupos de primero de preescolar será de 25 alumnos, mientras que los de segundo y tercero serán de 30 estudiantes.

En el caso de primero de primaria será de 30 alumnos pero de segundo a sexto el número por aula será de 40, al tiempo que en secundaria los alumnos alcanzarían los 42 por salón de clases.

Esto es una barbarie, pone en relieve la ignorancia de las autoridades educativas de la entidad que desconocen el fenómeno aulico al pretender resolver un problema de administración sin importarles la educación de los niños, señaló el doctor en educación Rodolfo García García, catedrático universitario en posgrado y ex jefe de educación superior en la administración estatal de 1995 a 1998.

Y, entonces, el discurso de la calidad educativa? cuestionó García que recordó que a nivel pedagógico un grupo de educación básica funciona con 25 alumnos porque además los maestros deben atender a niños con necesidades educativas especiales (NEE).

Publicado el marzo 21, 2016 en Notas y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s