Emitió CNDH recomendación a IMSS por violencia obstétrica contra una indígena náhuatl de San Quintín

OAXACA, OAXACA, 09MAYO2015.- Una mujer quien acaba de dar a luz espera sentada a que una cama se desocupe al interior del hospital civil Dr. Aurelio Valdivieso, lugar que los médicos acusan se encuentra sobresaturado y es por ello que situaciones así se presentan El área de ginecobstetricia solamente tiene lugar para 6 camas, sin embargo a diario son atendidas un aproximado de entre 15 y 20 mujeres que están apunto de dar a luz. FOTO: ARTURO PÉREZ ALFONSO /CUARTOSCURO.COM

 

*Por negligencia médica murió su bebe en septiembre de 2014 por lo que habrá denuncia ante PGR.

Antonio Heras
Mexicali.-La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por violencia obstétrica e institucional en agravio de una mujer indígena de 18 años de edad y la pérdida de su bebe en San Quintin.

La recomendación 50/2015 determinó que personal médico de la Unidad de Medicina Familiar número 13 y del Hospital Rural Prospera número 69 incurrieron en una inadecuada atención médica y violaron el derecho a la salud de una mujer el 21 de septiembre de 2014 que perdió a su hijo recién nacido.

La mujer náhuatl, originaria de Chilapa, Guerrero, ingresó a la clínica del IMSS con 40 semanas de gestación por sentir dolores de parto. Se le hizo una revisión médica y se le extendió un pase para el Hospital Rural 69 para que le practicaran una cesárea. Horas después fue atendida en el nosocomio por otro médico que después de realizarle un ultrasonido y tacto vaginal señaló que el nonato se encontraba “en posición podálica” y no de manera cefálica pero omitió reportar el ángulo de extensión del cuello por la posición del producto, que obligaba a practicarle luna cirugía urgente.

Cinco minutos antes de las ocho de la noche, la indígena ingresó a la sala de labor para dar luz a un bebe por vía vaginal. El recién nacido estuvo 25 minutos en el canal vaginal lo que provocó un cuadro de insuficiencia de oxígeno y sangre en el cerebro, por lo que trasladado al Hospital General de Ensenada donde falleció por sufrimiento fetal agudo.

La víctima emigró a Baja California para trabajar como jornalera agrícola al sur de Ensenada, al lado de su esposo, un indígena mazateco originario de Acatlán, Oaxaca.

La CNDH solicitó la reparación de los daños ocasionados a la mujer y su esposo, a través de una indemnización justa, el otorgamiento de la atención médica y psicológica adecuadas y la inscripción en el Registro Nacional de Víctimas para tener acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral.

También se pronunció para que el IMSS dote de personal médico suficiente y capacitado a ambos espacios de salud y que se adopten medidas para que exista supervisión permanente a los médicos residentes y pasantes del servicio social, además de impartir cursos de capacitación en derechos humanos con perspectiva de género para el trato humanizado hacia las mujeres.

Esta recomendación implica que se presente una queja ante el Órgano Interno de Control del IMSS contra el personal médico responsable y una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República por posibles delitos.

Foto: CuartoOscuro

Publicado el enero 5, 2016 en Notas y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s