Columna Sin Escalas: Con la deuda bajo el brazo

jaime diaz alcaldeElvira Luna Pineda

Todos los niños vienen con su torta bajo el brazo”, es uno de los dichos mexicanos que mayormente es usado cuando hay un embarazo y padre o madre se encuentran preocupados por los gastos implícitos en el embarazo y en la atención de la persona que está por nacer, en referencia a que niñas y niños cuando nacen traen buena suerte y fortuna a sus familias para resolver los gastos inesperados.

Pues tal parece que ahora todo ha cambiado y hasta la torta de los niños y niñas que están por nacer está empeñada. ¿Y por qué es esto? Pues por la nada sencilla razón de que nuestros gobernantes gastan y gastan y cuando el presupuesto ya no da para mantener las estructuras oficiales, optan por solicitar créditos, y endeudar a generaciones enteras. En palabras de Indira Gandhi, “Hay que vigilar a los ministros que no pueden hacer nada sin dinero y a aquellos que quieren hacerlo todo sólo con dinero”. Analicemos.

De acuerdo con los extensos análisis financieros que ha realizado el contador y auditor Mario Hurtado de Mendoza y que tan amable y generosamente me ha compartido, el gobierno municipal de Mexicali cerró el año 2008 con una deuda de 389.4 millones, el 2009 con 531.0 millones y el año 2010 al concluir el trienio de Rodolfo Valdez e iniciar el periodo de Francisco (Panchito) Pérez Tejada la deuda municipal ascendía a 874.8 millones de pesos. Es decir, sólo de deuda municipal cada uno de las 936 mil 826 personas que al 2010 habitábamos en Mexicali, debíamos 933 pesos aproximadamente, con los respectivos intereses que cada año se van sumando. Niños y niñas, personas adultas, personas con empleo o sin él, estudiantes, amas de casa, todos absolutamente, debíamos al 2010 esa cantidad. Sin embargo la deuda no paró ahí.

Al llegar Panchito, concluyó su primer año de gestión con una deuda que ascendía a los mil 204 millones de pesos. Posteriormente el año 2012 lo cerró con mil 627 millones de pesos, concluyendo su gestión gubernamental con una deuda de 2 mil 137.7 millones de pesos. El 2014, primer año de gobierno municipal a cargo de Jaime Díaz, concluyó de acuerdo con el análisis referido, con una deuda que asciende a 2 mil 464.7 millones de pesos.

Para nadie es un secreto el escándalo desatado durante y después de la gestión municipal de Francisco Pérez Tejada, sobre todo por el tema de la deuda a Issstecali y el quebranto patrimonial –que se le atribuye- de más de 900 millones de pesos.

Actualmente se discute la aprobación de un préstamo por 707 millones de pesos a pagar por la ciudadanía mexicalense en los próximos 20 años con sus respectivos intereses. Sin embargo el tema del adeudo con Issstecali no lo es todo. De acuerdo con el análisis financiero realizado por Mario Hurtado de Mendoza, a esta deuda se suman adeudos reconocidos en declaraciones públicas por Tesorero y Presidente Municipal de la anterior administración, tales como cuotas y retenciones no pagadas al IMSS por 136 millones de pesos, retenciones a terceros no enteradas a la Secretaría de Hacienda por 225 millones de pesos, además de 165 millones de pesos utilizados en el fracasado sistema de transporte que luce olvidado en la carretera a San Luis a la altura de los parques industriales en la zona de González Ortega (Palaco).

Por si lo anterior no fuera suficiente deuda y dinero utilizado con nula estrategia ni plan de eficiencia del gasto público, se estima que a 500 millones podría ascender la cantidad requerida para laudos por los problemas laborales que se suscitaron durante la actual administración por el despido de personal. Las dudas lógicas surgen ¿Qué nos ha traído la tan soñada alternancia? ¿Acaso sólo deudas de gobiernos de uno y otro partido que sin el mayor respeto dejan empeñadas a las futuras generaciones?

Por su parte la Sindicatura municipal considera inconstitucional el préstamo de los más de 700 millones que se analiza aprobar en el cabildo por regidoras y regidores. Se trata de la adquisición de deuda para saneamiento financiero, así lo han explicado. Y si se requiere sanear algo, es que alguien lo enfermó. ¿Quién o quienes enfermaron las finanzas de Mexicali? ¿Bajo qué acuerdos políticos de “dejar hacer y dejar pasar” la clase política permite todo esto? Todo, mientras los niños y las niñas de Mexicali ya no nacen con su torta bajo el brazo, sino con la deuda que el actual y los pasados gobierno nos han endosado a todos sin siquiera preguntar nuestra opinión.

Y mientras en el gobierno municipal bailan la danza de los millones, les invito a la reflexión con la frase del fundador del PAN, Don Manuel Gómez Morín, frase creo, ya olvidada por quienes deberían tenerla presente día a día: “…que la transacción y la componenda no violen la levantada intransigencia, que la derrota no paralice sino instigue, que el simple apetito no se mezcle jamás con el propósito, que si falta un responsable, haya muchos para sustituirlo…”

Publicado el diciembre 9, 2015 en Notas y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s